Analfabeta * Susana Argueta

Viste mi rojo, aspiraste mi viento azul, escuchaste las palabras de mis más  amarillos días, caminamos por las verdes montañas que descubrimos con ojos de incienso gris. Abrí para ti mis doradas puertas, de piel nieve y fuego marrón.  Aspiraste mi aire transparente, tocaste selvas y entrañas color agua donde saciaste tu sed de índigos manantiales, provocaste la colorida risa de mi infancia dentro de blancas casas y bebimos el ocre licor de mezcal,  pero nunca, nunca aprendiste a  leer en mi luminoso silencio, el  arcoíris misterio de mi alma de mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .