NADIE

el

Nadie, nunca nadie me dijo, de haber sabido que el secreto se descubre, yo misma hubiese dosificado mis alegrías.
Me hubiese bebido el viento, dejando la brisa para adornar mi piel cuando con su contacto ella se eriza.
Hubiese frenado mis lágrimas, las dulces y las amargas.
Hubiese sonreído para que nunca cesase el latido enérgico de un corazón desconcertado.
Abandonado hubiese la tristeza que abogaba por una negligencia tranquila.
Paciencia que no había, sosiego que siempre falta, punto final de un tiempo que de momento te abraza, te acuna y te deleita con sus horas.
Nadie me dijo nunca, que la vida un día se acaba, vivamos al ritmo cual sea, hagamos caso de quien nunca dijo nada.
De quien no pronunció palabra, para que aprendiésemos que esto se termina, que cuidemos el minuto y envolvemos el segundo.
Nadie nunca me dijo, tuve que aprender a cuidar mi regalo, curar mi ego y cultivar mi humildad que es el mejor regalo que habrá y ha habido.

Adelina GN

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sí me lo dijeron, que se acaba la vida Pero me gusta beberla como si no. Gracias Adelina, me encantó.

    Me gusta

  2. Adelina GN dice:

    Muchas gracias compañera ✍️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .