SÍNTESIS

El aspecto de aquella superficie, era compacta y densa, la separaba del exterior una trasparente y fina capa de su propio cuerpo. Era ineludible su violación para acceder a ella, una vez profanada, los fluidos internos de aquella orgánica materia se esparciría y emanaría como la lava de un volcán. © Adelina GN