TUS PALABRAS/ Carmen Asceneth Castañeda

Podrías hundirte de un solo golpe otra vez en la nada, a donde van los muertos, a donde van los vivos que por propia voluntad se alejan. Yo me consolaría si me dejaras tus palabras como herencia. Sólo tus palabras subsistirían, separadas de ti, para darles un significado diferente cada día, como las palabras de…