QUISE SURGIR

Quise surgir amenazada por la invitación a un rotundo final, quise acabar, terminando con mi aire al respirar.
Arrebatándole el aleteo a la frágil mariposa que de flor en flor vuela queriendo
surgir como yo, de este infernal sueño mortal.
Quise surgir evocando una deseada liberación, añorando los abrazos cálidos de aquellos que de igual modo, confinados queman la vida de cualquier forma y en aquel remoto lugar.
Prestándoles amistad hecha añicos, la que poder repartir en un mundo triste y en silencio e irónico en modo letal.
Quise surgir, vivir, para no volver a sufrir, enamorar a quien me pregunte, expresándole que un día por poco morí y que al final el mundo vivo me invitó
respirar.

Adelina GN

Antología “ALMAS AL DESCUBIERTO”

¡Aprovecha la oportunidad y lee!
Estábamos esperando el momento, por fin está aquí.
¿Quieres saber de qué se trata? Descarga el libro digital que te ofrecemos gratuitamente.
Expresamente hecho con pedazos de nuestras almas, ellas al descubierto te mostrarán nuestros sentimientos.
En las páginas de esta antología encontrarás al colectivo de Poesía en Órbita.
No dudéis en leernos, escribimos para que vosotros leáis.
Si te preguntas el porqué, te diré únicamente una frase…
“Cada vez que nos leéis, vosotros a los escritores nos dais identidad”

https://play.google.com/store/books/details?id=shDeDwAAQBAJ

IMG-20200421-WA0001

Chsssss silencio

Chssssssss…silencio

que se duerme mi niño.

Silencio que dormidito está.

Si se despierta

le cantaremos todos

y lo acunaremos

para que duerma más.

Chsssssss…silencio,

que sueña con la luna,

y sueña que despierto está,

jugando con las estrellitas,

soñando que puede volar.

Si se despierta

le cantaré una nana.

Si se despierta

lo acunaremos más.

Entre tus suaves manitas

sé que está seguro.

Sé que dormirá.

EN MITAD DE LA NOCHE

 

EN MITAD DE LA NOCHE

 

Destella en oro el blanco de los edificios, el cielo es puro mármol azul, gorjeo matutino, lira de Orfeo, fondo marino de celestes veleros, desde mi tragaluz, esplendoroso sol iluminando todos lados, amanece bendecido de brillo el día. Proyección en armonía de los hados. Ricuras de mi buhardilla.

Al alba despierto, inundado de sueños, que a su antojo bailan un momento, orbe onírico de Morfeo, cielo negro, casi mate, no me pierdo en sus detalles, un orfeón de serafines lindos deleitan la vista y el oído, azulinas piedras del acuario, musgo verdoso, un pez negro como la noche con una mancha perla de luna, estirados y amarillos, a rayas, de los violines al ritmo, níveas algas, el bloc de notas y la pluma, ideario plasmado en la bruma… El incensario en penumbra, vagas fragancias de romero, terciopelo negro igual que la noche de azabache, montones de libros y el globo terráqueo, Afrodita durmiendo tiernamente en su cajita, centellas púrpuras, Vivaldi, reflejos plata del cuarzo sobre mi escritorio, elipses de hadas sobre el promontorio, violáceas en luengas estelas, haciendo de magia rosa giratorio nublo de estrellas, desnudas las rojas, sin ropa las otras, destacando la más bella y ardiente, que baila la danza del vientre. Vibrares de alas como sonajeros, oscilares azules claro, vaciando el tintero en el lago, junto al estanque de nenúfares blancos de la impresora, las nereidas retozando a estas horas…
Afuera chispea, y los charcos platean sin saberlo las calles de quimeras, a estas horas, las sibilas silban desde una gran aureola, mis mejores libreras, entre círculos de palomas e hilanderas. Tejedoras de los sueños vestidas de seda, togas de mil colores las hechiceras, encienden del farol la vela, mientras mi café contempla su escena, cisnes esbeltos acicalados de gemas danzan al compás de una música eterna, diamantes radiantes de agua cristalina, destellos fucsia y escarlata, amarillos girasol, cien lunas de plata, mil pétalos en flor.

 

Eduardo Ramírez Moyano

Fase 3 –Daniel Olivares Viniegra–

(Lluvia-canción del fluir imperecedero)

 

Hay hombres que luchan un día

Y son buenos

Hay otros que luchan un año

Y son mejores

Hay quienes luchan muchos años

Y son muy buenos

Pero hay quienes luchan toda la vida

(y por la vida).

Esos son los imprescindibles.

 

Bertolt Brecht

 

(… le doy de masticar una paloma 

y la enveneno de mi bien…

 

Silvio Rodríguez)

Esperanza digo con acento en cada letra

mientras te sé árbol reblandecido que resiste la tormenta

si bien en palizada y uno a uno empujando junto a tus del bien

recios cónsules y análogos obreros

todos refrenadores de estos hasta hoy apenas ignotos

poco menos que desfavorables vendavales.

Héroe sin capa (e incluso hasta sin mascarilla) te eriges incansable

gallardo y quijotesco en tanto nunca como hoy te asisten las más atingentes/pertinaces Dulcineas

Loadas sean sapiencias y bellezas y sobre todo esas muchas e infinitas

humanitarias tenacidades.

Cada gota de tu (y su) sudor sea por tanto bendecida

cada respiro vigorizado y fortalecido

y cada palabra de aliento revertida en luz y paz

para el cada vez más –ya no tan– ansiado/lejano/cercano/próximo mañana.

Toda licencia te damos para azotar, maldecir o condenar a los dioses o al destino

que ello en abundancia también te fortalezca

Pero sólo una cosa más —empero y sin derecho— nos atrevemos a  exigirte:

no ser jamás impulsor ni cultivador del innombrable desconsuelo.

Aguanta, aguanta, aguanta, agua nutricia va para tu alma

Aguanta, aguanta… agua santificada también llueva dulce y confortante para tu espíritu.

Mientras el mundo en tensa calma levanta lastimeras canciones/oraciones;

en tanto el duelo y sus campana despiden lo mismo a los predestinados que a los incautos.

Sabemos ya que al menos en un algunos corazones por acá reverdecidos/agradecidos

brotan al fin (por fin)

anhelos en ascenso: retoños, brotes, de la vida, del mundo, del amor

… después de estos eternos tristes días presentidos como eras.

*

fantasgris cuad

GRACIAS POR UTILIZAR LAS OPCIONES: TU VOTO, ME GUSTA, Y COMPARTIR