HOMBRE QUE PERDISTE AL HOMBRE/ Carmen Asceneth Castañeda

Hombre que perdiste la piel de hombre
cubren tus huesos la ira y el miedo.

Hombre que perdiste la voz para consolar al hombre
de tu garganta rota sólo salen amenazas y lamentos.

Hombre que perdiste la ley del hombre
ataste una venda de indiferencia a tus ojos y te pusiste un par de oídos sordos.

Hombre que perdiste las ropas de hombre
con cualquier disfraz simulas un Dios o un Rey en su trono.

Hombre que perdiste la fe en el hombre
olvidaste que se pueden dar la mano, que solían ser hermanos.

Hombre que perdiste el rumbo del hombre
llegaste a la luna, pero de tu corazón no sabes el retorno.

Hombre que destruyes al hombre
¿Podrás seguir fingiendo?

Hombre que perdiste al hombre
Ahora y aquí
¡Has muerto!

Crédito de la imagen: “Nude” (Edward Munch)