DENTRO DE TU AVATAR

  DENTRO DE TU AVATAR   Vuelvo a estar dentro de tu avatar, princesa del bien y del mal, cuando la inmensidad del cielo no es más que otra parcela del mar, reflejo marmóreo de un Dios corpóreo y crepuscular, para sumergirme de pleno en tu abismo vaginal y en tus interiores floridos de coral…