Brevedad * Susana Argueta

Un hombre y una mujer, ensimismados en su denso pensar. Solos. No se miran, no se escuchan, pesa su mente. Van y vienen, sueñan y existen, pero solos. Una mirada por fin, Han nacido, Bailan una danza sutil, en el alto vacío de sus vidas Al fin, se han vuelto humanos.

Aviso urgente * Susana Argueta

Me fui a la ciudad a estudiar. El internado era sórdido y frío, así mi espíritu. Yo tenía doce años; mi padre me dejó en la puerta y se fue. Lo volví a ver en su sepelio, una semana más tarde. Mi madre no sabía, ella se había quedado en el rancho y yo debía…