La vida, la suerte y la muerte: Luis Felipe Medina

La vida, la suerte y la muerte. Nacemos a merced del tiempo fatídico, a merced del viento desértico de una cuna sin destino. Aprendemos a oír mediante oídos ajenos, hablamos con las palabras de un diccionario ya definido con antelación. Caminamos por un camino ya recorrido, pero nunca sabemos la perspicacia de nuestro rumbo. Ahondamos…

¡AHORA!

  ¡AHORA!   ¡Sí, lo prohibido es mi bioma, cada vez que entre los cortinajes te asomas, divina hija de la aurora! ¡ hagámoslo ahora!, que nos miran los vecinos como si fuéramos su droga, ¿para qué una alcoba?, ¡que nos vean todos! Copulemos ante el mundo cuales perros sordos, ¡venga, nena, que me inflamas…