EN LA ORILLA

el

 

EN LA ORILLA

 

Tu traje de vestir rojo transparente, que mi alma en lujuria envuelve, si es que te ves desnuda como un regalo de la suerte, que cualquier mortal deseara poseerte, oh, bello duende, de tez clara y ojos celestes; junto a la barca, te deshaces de las bragas y me invitas a un beso largo y caliente.
El mar en calma pide paciencia a nuestros impulsos, pero somos animales vivientes, y se rebelan los instintos ilusos en el cálido ambiente.
Eres Sol que en su transcurso me elevas el deseo de corresponderte. ¡Oh, rubia ardiente! ¡Hija de Lilith! Contigo tengo suficiente para ser feliz.
Anhelo tu ideal en mi mente, revoloteando tu cuerpo cual colibrí, que con sólo verte, te clavas de lleno en mi alma baladí.

 

Eduardo Ramírez Moyano

5 Comentarios Agrega el tuyo

    1. buhodespierto dice:

      Cuánto me alegro, querida Ade!!! Besotes😘😘😘👍

      Me gusta

      1. Adelina GN dice:

        👏👏👏👏

        Me gusta

  1. Pola Guadal dice:

    Me encanta la elegancia en el estilo de este escrito. 👏👏👏👏

    Le gusta a 1 persona

    1. buhodespierto dice:

      Muchas gracias por tus palabras!!!🙌🙌🙌🙌

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .