Garúa & Flama

Parecía una noche perdida,

un partido con tintes de empate

pero con ocasiones…

y la mujer de blanco

se adelantó en el marcador

provocando la prórroga.

¿Quién provocó la expulsión?

apresuradamente se marcharon

sin hacer declaraciones

a la par que la lluvia y el rocío

regaban sus ideas

y marcaban sus tupidas huellas.

Les sobraba el calor

que faltaba por esas calles,

tan vacías de ruido,

donde buscaban su torre Eiffel

y solo encontraron

un callejón del Browns.

No tenían techo

y el fuego ardía por doquier

¿En medio de ellos?

La nada…

encima, un aspersor

ocultos a los ojos de Dios.

Una mueca subtituló un adiós

en una película con segunda parte.

Él escribía el epitafio 

mas ella resucitó

en vuelta de su vestido blanco

lista con su mejor versión.

Y volaron sin tener alas

y cantaron mancos de voz

y bebieron sin tener sed…

pues solo había hambre

y la gula

engulló todos sus males.