Vida II

La vida pasa sin darnos cuenta.

Ayer…

boceté mi vida,

tracé un esbozo,

logré pintarla de suaves risas,

de llantos cortos.

Desdibujé sendas torcidas

y más de las veces

quise seguirlas.

 

Ayer,

mi mundo era vida,

logré vivirla con osadía.

Logré plantarle cara a la vida

con valentía e intrepidez.

Qué gracia tiene la vida,

que muecas tuerce cuando la miras.

Qué triste suena oírla dormida,

porque entre risas y osadías

más de las veces

pasa la vida casi sin chispa.

Qué gracia tiene la vida,

que caras pone cuando la miras

pues de repente pasa

y cuando te miras

descubres ciego…

que pasó la vida.