AQUÍ ESTOY / Carmen Asceneth Castañeda

AQUÍ ESTOY Aquí me encuentro Sobre las alas de mi cama volando contigo como mariposa de viento en viento pasando lista a todas nuestras caricias saboreando tus huellas digitales en mi pecho degustando el acre de tu piel de bronce y hierro robándome los secretos de tus historias. Aquí me tienes aprendiendo tus resortes de…

Bienvenido, Bryan / Nuevo Escritor

Bienvenido, Bryan, a tu nueva casa. Es un honor contar con tu colaboración. Sin duda, llenarás de vida nuestro blog. Bryan Freire, publicará todos los lunes junto con Adelina. Espéralo, muy pronto. ¿Quieres conocer más sobre , Bryan? Click en la Imagen

Adelante / Daniel Cerrato

Adelante Poema del libro “Arquitecturas Interiores: Poesía de Desarrollo Personal”, Editorial Angels Fortune Editions Qué tristes los días sin la hoguera de casa… Tranquila, habrá paz, esto, amiga, también pasa. Paz a tu vida, a tu alma, paz de pensamiento, de emociones, calma. Paz a cada átomo que en ti vive y respira, paz, ante…

Entelequia

Tal vez no seamos amantes quizá nunca hayamos llegado a la gloria en nuestros cuerpos, ni hayamos inventado el irreverente placer en cada escena nuestra, oscuros deseos vueltos realidad vehemente. Seguramente no hemos sido novios, porque no hemos presenciado amaneceres ni nos hemos conmovido con la luz y la sombra, el cielo y el mar,…

Poesía Viajera. Temamatla, Edo. de México.

Día de muertos en el cementerio. No es un día cualquiera. Los rumores de un sepelio se cuelan entre la música y las risas de un baile. Entre las criptas, el mariachi canta al muerto. Alrededor,  el cempasúchitl reina por entre todas las flores: gladiolas, nube, alcatraces y pompones. Cada tumba, el singular epitafio que…

LA GATA

  Había amanecido y Laly veía reflejado el espléndido sol en su ventana. Un maravilloso día le esperaba allí fuera, los gritos de su madre la apartaron de su sueño y recogiendo hacia arriba sus faldas, bajaba los peldaños de la escalera de dos en dos. Vivía muy feliz con sus padres, pero su ilusión…

LA PASARELA

  LA PASARELA Envuelta únicamente en tus medias de rejilla, te me hacías tan mágica y sabrosa, que de tus pezones a cada felina mirada, el cielo se me paraba. Entonces, a la luz lasciva de una enorme luna llena, comenzaste el juego de los bikinis, ¡Dios, tu cuerpo perfecto mutando de ropa en ardiente…

Un acto de sincera justicia * Susana Argueta

Las dos niñas eran la alegría de Carmen y Apolinar, los dueños del Rancho “El Tepozán”. La más grande, Idelfonsa, era hija de la tierra fértil y tenía los ojos de mar embravecido; la otra, Rosaura, era un sol de mañana fresca en un campo de ultramar. El amor entre las hermanas era entrañable, sin…