PIENSO… LUEGO ESCRIBO- Adelina GN

REFLEXIÓN

Me siento emocionada con mis sentimientos, sé que han cambiado, los años han deformado aquellas actitudes que me deslucían, y han moldeado todas aquellas que yo creía eran las que me hacían mejor.

Un orgullo demasiado enardecido, paliado por las adversidades que en el camino encuentras.

Una humildad que rescatas cuando los recuerdos te dictan que sin ella no darás ni un paso.

Un total de manipulaciones perfectas para que mi primer y último viaje por la vida, tenga una travesía perfecta y que en su final llegue a ese puerto, en el que mi conciencia sea el único salvoconducto para poder atracar mi vida con éxito y tranquilidad.

©Adelina GN

El faro del fin del mundo

Pronto oscurecerá y llegará la noche,
a la distancia, centellean las luces del faro.
¿Por qué será que la noche nos devuelve todo?
¿Será por la monotonía de nuestro miedo constante?

No más, nunca más- dice la voz,

Nos perderemos, siempre nos perdemos.
Y aunque el miedo del mundo se ha apoderado de la noche,
sobrevive el lugar vacío, la taza de café a medio consumir
y nos despegamos de ella con todo y estrellas.
Noche que se cierra,
que rehúsa,
que se borra.