Poesía Viajera. Temamatla, Edo. de México.

Día de muertos en el cementerio.

No es un día cualquiera. Los rumores de un sepelio se cuelan entre la música y las risas de un baile. Entre las criptas, el mariachi canta al muerto. Alrededor,  el cempasúchitl reina por entre todas las flores: gladiolas, nube, alcatraces y pompones. Cada tumba, el singular epitafio que plasma la densa tristeza de los deudos: esposos compungidos, hijos abrumados, madres inconsolables. La muerte se conduele y baila, convoca a su progenie de ultratumba y los deja venir, canta con ellos y se hace terrena. Por este día, beberá de nuestros jarros el café con piquete y pasará la noche con nosotros. Por esta noche, la muerte ríe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .