LA GATA

  Había amanecido y Laly veía reflejado el espléndido sol en su ventana. Un maravilloso día le esperaba allí fuera, los gritos de su madre la apartaron de su sueño y recogiendo hacia arriba sus faldas, bajaba los peldaños de la escalera de dos en dos. Vivía muy feliz con sus padres, pero su ilusión…

LA PASARELA

  LA PASARELA Envuelta únicamente en tus medias de rejilla, te me hacías tan mágica y sabrosa, que de tus pezones a cada felina mirada, el cielo se me paraba. Entonces, a la luz lasciva de una enorme luna llena, comenzaste el juego de los bikinis, ¡Dios, tu cuerpo perfecto mutando de ropa en ardiente…