Poesía Viajera. Tijuana, Baja California.

El muro

Hay en mi boca un grito que no deja de sublevarse por ti, la tierra consagrada a mis ancestros, dividida por el  intransigente dejo de soberbia que construye este muro. Miro a través de las rejas. Las mismas hierbas creciendo en la tierra que también hay acá. Cerros que comienzan bajo mis pies y miro del otro lado. Ya no los puedo recorrer, tienen otro dueño. El aire no cesa, ese si cruza, pero no me lleva. El mar se alza de los dos lados, tiene el mismo color y una ola se rompe en dos, pero es igual. Tal vez otros dioses –Dios Dinero-, quizá una piel en otro tono, más iguales humanos, con ojos y piernas, con sueños. No importa lo que piense, esto no cambiará. A lo lejos, ciudades con nombres de otro idioma. Estoy en la frontera. Mi país termina aquí.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Adelina GN dice:

    Jolín Susana, has hecho que me emocione compañera, me encantó, no, lo siguiente. Extraordinario texto que debería estar en el top5 ¡Ya! Votar compañeros es de una ternura increíble 👏👏👏👏

    Me gusta

    1. susargueta dice:

      Gracias querida Ade!, abrazo y beso.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .