UNA FLOR DE ALCATRAZ TE PIDO/ Carmen Asceneth Castañeda

En el ocaso del primer día que ya no esté, cuando el polvo de mis huesos retorne a ser nada, quiero una flor de alcatraz sobre la que fuera mi almohada, para que recoja los nombres de mi historia y guarde para siempre mis sueños y mis pesadillas. Que sea blanca como el pliego de…