AL CALOR DE LA CHIMENEA

el

AL CALOR DE LA CHIMENEA

Estoy sudando, el calor es sofocante al lado de la chimenea.
Esta tarde, rara la controversia, el viento me hacía tiritar, sería eso o tal vez no fuese el tiempo o sí.
El tiempo influye y mucho en las personas, cubiertos o despojados, escondemos o mostramos nuestras actitudes.
Nuestro termómetro emocional funciona extraño con el paso de los años, burlamos la temperatura de nuestro corazón y eso nos hace distraernos.
Padecemos con la edad un proceso que altera nuestro sentir, un desasosiego de cariños que conmociona cualquier sentimiento.
Acumulando un conjunto de sensaciones ajenas al cambio climático de las estaciones en nuestras vidas.

©Adelina GN

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .