Poesía Viajera. Zirahuén, Michoacán.

Entre las verdes aguas

se oye un lamento;

la leyenda habla

de una sirena enamorada

y su desesperado llanto.

Cuentan del amor

de una princesa guerrera

y un casto fraile,

su pueblo vencido,

la nación dominada.

Si, ella se queja,

pero no por amor.

se subleva por su gente

por tanta muerte

y tanta humillación.

Y en este Gran Espejo,

Eréndira habla con los dioses;

busca sus armas,

su escudo,

y su caballo.

Cada noche cabalga

montada en el viento,

con el grito en ristre,

la furia en el alma

y el valor en el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.