ME SALUDÓ

ME SALUDÓ
Hola, quise saludarte en mi ausente despertar, cuerpo inerte de emociones, ayúdame a reaccionar. Detrás de mis sábanas se esconde una fantasía, un no amar.
Acariciar con la voz mi alma y no equivocar las palabras por amar, que la bondad es felicidad si puedes saludar con un hola nada más.
Hola a nuestra vida, preséntame un instante, descubre para mí ese momento que deseo, ese amor real, un minuto o una hora que no tenga final.
Hermoso saludo que no volverá, si la vida no me es grata y no me permite volver a saludar… Hola.
©Adelina GN