EL VALS DE LAS MARIPOSAS

 

EL VALS DE LAS MARIPOSAS

A las mariposas de alas blancas que brillan en todos los hospitales,

A su atención esperanzada por nosotros, tristes mortales…

Las bellas magas de la bata blanca,

que combaten los demonios de las fiebres con coraje.

Noche y día, vibran de vida los blancos luceros de sus sonrisas;

Día y noche, duermevela sin reproche; carrillos encarnados entre ajetreo y drenaje;

Iris de Cielo en diversidad: Castaño, negro azabache, azul paraíso…

Inmaculada tez natural. Si existe Dios, estoy en su piso,

mientras sus féminas de marfil danzan el vals de la vida para mí.

A las Hacedoras de Bien,

con sus frentes preocupadas y serenas a un tiempo.

Su amable ternura de miel,

siempre dispuestas entre el desafío y el desaliento.

sólo deseo volver a sentir su candor en mi piel

y perderme yo en su seno.

 

Eduardo Ramírez Moyano

Melancolía – Estrella Amaranto

La tarde se fue durmiendo

al compás del desaliento,

rompiendo el pulso del viento,

de las angostas llanuras.

 

Arrastrada por el mundo

se consume ya tu voz,

preguntándose vencida

¿donde duerme el amor?.

 

Si los árboles hablaran,

si las nubes no llorasen,

por el puente del olvido

te volvería a encontrar.

 

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

Sígueme también en Facebook

Sígueme en MeWe