ME SALUDÓ

ME SALUDÓ
Hola, quise saludarte en mi ausente despertar, cuerpo inerte de emociones, ayúdame a reaccionar. Detrás de mis sábanas se esconde una fantasía, un no amar.
Acariciar con la voz mi alma y no equivocar las palabras por amar, que la bondad es felicidad si puedes saludar con un hola nada más.
Hola a nuestra vida, preséntame un instante, descubre para mí ese momento que deseo, ese amor real, un minuto o una hora que no tenga final.
Hermoso saludo que no volverá, si la vida no me es grata y no me permite volver a saludar… Hola.
©Adelina GN

LETRAS DE MUJER- Rosario Castellanos

La escritora mexicana Rosario Castellanos escribió un libro que se llama: “Mujer que habla Latín”. Está considerada como la escritora más importante de México, después de Sor Juana Inés de la Cruz.

Este es un fragmento de la obra en la que claramente la escritora escribe y se pone al lado de la mujer una vez más. Algo que era costumbre en ella, apoyar y revindicar a las mujeres…

Una mañana, el marido vuelve a su cabaña después de varias horas de pesca y decide dormir una siesta.

Aunque no conoce bien el lago, la mujer decide salir en la lancha. Se mete lago adentro, ancla y lee un libro..

Viene un guardia en su lancha, se acerca a la mujer y le dice:

– Buenos días, señora. ¿Qué está haciendo?

– Leyendo un libro- responde ella (pensando ‘¿No es obvio?’)

– Está en zona restringida para pescar- le informa él.

– Disculpe, oficial, pero no estoy pescando, estoy leyendo.

– Si, pero tiene todo el equipo, por lo que veo, podría empezar en cualquier momento, tendré que llevarla y detenerla.

– Si hace eso, lo tendré que acusar de abuso sexual, dice la mujer…

– Pero ni siquiera la toqué !!! – dice el guardia.

– Es cierto, pero tiene todo el equipo. Por lo que veo, podría empezar en cualquier momento.

– Disculpe, que tenga un buen día, señora, y se marchó…“`

*MORALEJA*:

“`Nunca discutas con una mujer que lee.. porque sabe pensar.“`

*Para muestra dicen que bien vale un botón

Adelina GN

rosariocast

NO ME SABE A MAR TU BESO

No me sabe a mar tu beso.
Esta noche me sabe a tierra,
me sabe a realidad eterna,
me sabe a brisa que se derrite
sobre el Himalaya.
No me sabe a mar tu beso.
No trae olas a humedecer
los labios de mi playa,
no hay sal que se impregne
en las algas escondidas,
ni tormenta que nos apresure.
Está noche tu beso es de risco entre montañas
y yo ya no tengo antojo de escalarlas.

© Carmen Castañeda Vargas

Despierta joder

Y sigues dormido en los laureles.

No han valido de nada nuestras palabras,

no han valido de nada nuestros reproches.

 

Y sigues sumido en la añoranza,

espejo engañoso que te devuelve solo un reflejo,

pero solo el reflejo de lo que tienes.

 

Y sigues mirando en el viejo baúl de los recuerdos,

sigues…

sigues soñando con el pasado efímero

que ahora te mira y entre burlas te grita

que todo esto, si es que fue algún día…

hoy está muerto.

 

Pero sigues ahí tumbado, mirando el cielo.

Sigues viendo las nubes pasar de lejos,

sigues viviendo en las alas de nuestro sueño

y sigues perdido en el aire,

en ese deseo que sí estuvo encendido…

ya lo apagó la brisa de los desprecios.

 

Despierta joder del sueño,

despierta de ese delirio que te hace soñar despierto,

y pon los pies en la tierra,

camina…camina joder camina por el sendero.

Camina que de volar

está el firmamento lleno de sueños rotos,

de hijos de puta que nublan el sol

y han apagado la flama del luchador.

SEPTIEMBRE

 

SEPTIEMBRE

¡Septiembre de los lánguidos atardeceres, y ya no se deja ver correr el sudor por tu frente!

¡Ay, Septiembre de las primeras lluvias, cuando lloran los amantes por haber perdido a sus novias!

Mes en que comienza el frío su desafío, en la forma de una mágica brisa del atardecer, medio tostado, en la fina línea del horizonte de zafiro helado al fondo, que al parecer, nos impregna el valor de la belleza en lo más hondo, y al anochecer, titilan más las estrellas de la constelación de Cisne, dijo un sabihondo…

¡Ay, Septiembre, término final de los romances pasajeros locos!

¡Septiembre, siempre Septiembre, cuando hechizó mi alma el color de tus ojos verdes!

 

Eduardo Ramírez Moyano

TRES DE ALEJANDRA GRACIELA

ES POR MÍ
No es por tu cálida sonrisa
Ni tu mirada vivaz
Ni por tu amabilidad
Ni calidez
Ni tu abrazo reconfortante
No es por la seguridad que me das
Ni por tus besos perfectos
No es por eso que te quiero
No es por las lágrimas que derramo al pensar en ti
No es por las palabras hirientes que me haces decir
No es por ti es por mí
Eres demasiada perfección para alguien tan roto como yo.

TIEMPO
Nuestro amor estaba comprometido,
queríamos tanto de ambos,
que poco a poco se fue rompiendo,
todo lo que sentíamos,
con el paso del tiempo
no logramos que la verdad saliera a la luz
la costumbre no dejaba que tomáramos la decisión.
El tiempo pasaría y se llevaría con él nuestro cariño que perdimos.

TE EXTRAÑO
Extraño tus besos con desesperación
Tus miradas con ansias
Tus abrazos con miedo
Como pudimos perdernos en este juego en donde dos corazones se aman con desespero.

Alejandra Graciela

SIN MIEDO EN MI PLUMA

No tengas miedo, las palabras cercanas a tus pensamientos te harán verbalizar la verdad de tus sentimientos.
Rompe las cadenas, siéntete libre, no imagines guerras que no podrás ganar, simplemente lucha y vencerás.
El olvido de acontecimientos dolorosos, serán tardíos, pero vivirás lo suficiente para recordar al mundo que nada mejor que aquello te enseñó a ser fuerte.
Palabras, letras, frases escribir mi historia, mi paso por la vida, que mis momentos se lean, que enseñen, que no mueran.
Buenos, dolorosos, dulces, amargos son mis instantes, mis vivencias, son mis verdades y mis únicas mentiras, las que creo y las que quiero que crean.
Elocuencia silenciosa que habla con mi sordo corazón, entendiendo a la literatura que sorprendentemente me abraza con caridad y ternura.
©Adelina GN