Como una gaviota/ Mari Carmen


Me dejaste cual gaviota
volando sobre las olas
empapada en maresía
oliendo a algas mugidoras
escuchando caracolas
rezumando por mi piel
el salitre y las soledades.

Me dejaste sola y huíste
lejos, muy lejos,
donde no te importunara
ninguna incompostura mía.

Donde ni siquiera el sol
te pudiera recordar
que un día volamos juntos
ala con ala, cola con cola
en la misma travesía.

Pero no importa, sigue tu vida
que yo seguiré volando,
despacio sobre las olas
inventándome disculpas
que justifiquen tu obra
y colgando cada día
en mástiles de soledades
los recuerdos más preciados
los tesoros más divinos
esos pocos momentos felices
que entre nosotros vivimos.

Mari Carmen Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.