CONTENCIÓN / Carmen Asceneth Castañeda

Deja Sísifo la roca
que encuentre en el llano su lugar.
Deja Thor el rayo
que incendie la tierra al estallar.
Deja Neptuno las olas
que se desborde en tempestades el mar.
Deja Eolo que la nube caiga,
llueva, inunde y granice al soplar.
Deja tú que el hielo se diluya
si el sol abrasa al brillar,
deja que se deslice y corra,
veloz hasta la tierra atravesar.
No contengas la piedra,
ni la nube, ni el hielo ni el rayo;
en fin, es su naturaleza.
Volvamos a empezar.

© Carmen Asceneth Castañeda