Metempsicosis

Ven otra vez, derrámame como antes, más que nunca; trae contigo los deseos de verde y luz, de azul y mar, de onda y vendaval, del fuego de las tormentas, las raíces de la tierra y de ascender al cielo.

Y una vez glorificados, escucha tu voz, que se transforme en palabra, que hable de ti y de mí, de las volutas de tu pensamiento, de ensalmos y epopeyas en los caminos, de las líneas de nuestro horizonte y de los actos sin agravio de nuestro ímpetu.

Sé el bastión y la bala, el fuerte y el grito de batalla, el silencio, el abrazo, la risa, y el sosiego. Recorre las sinuosas veredas -de mí y de mi tiempo- y piérdete en ellas; vuelve con regocijo del viaje y renuévate; mira tu espejo: no eres el mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .