GALATEA EN LA CIUDAD / Carmen Asceneth Castañeda

Corta la flor de un tajo,

riega su sangre sobre el asfalto.

Gigante, pesado, sin destino,

va andando.

Su único ojo no ve colores de cielo.

Sus torpes manos no tocan pétalos ni viento.

Sus piernas lo llevan en círculo a la cueva.

Su hambre lo ha convertido en peligrosa fiera.

El Cíclope arrancó a la niña y vomitó su tallo.

Es tiempo de Polifemo

Ulises está perdido, su barco en algún lugar ha encallado.

© Carmen Asceneth Castañeda

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Saludos Pippo, muchas gracias por leerme todas las semanas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .