SIGAMOS APRENDIENDO- Porque…

Leemos al pie de la imagen que el conocimiento es poder.

Una buena interpretación de todo aquello que llega a nuestras manos en forma de lectura. Leer es aprender, es llenarse de conocimientos, por experiencia os decimos que leáis. Poesía en Órbita os invita a leer sus secciones ellas os llevarán a un mundo lleno de historias, poesías y hasta consejos para mantener, y seguir aprendiendo sobre ortografía.

En esta ocasión el porqué de esta sección es por vosotros, para escritores y lectores,  porque el saber no ocupa lugar y ya que me gustaría que no me preguntarás, por qué.

Adelina GN

tip-demascom-de-ortografia-ipor-qué-interrogativo-por-que-no-11834839

¡Déjame en paz!

Déjame en paz.

Déjame en paz o sino,

sino deja que escarbe en la arena,

que haga agujeros en el túnel de tus miedos,

deja que arañe tus inseguridades

y sino déjame en paz,

ahógate si quieres en el túnel de tus cloacas

y respira dióxido de carbono tú solo.

Que la vida son tres días y uno llueve,

y al tercero nos lamentamos porque ya se terminó.

Déjame en paz ya,

deja de lamentarte y de ser una víctima,

que el mundo fluye,

que la vida brilla a pesar de las tormentas

y si hace frío,

si hace frío siempre hay lana cálida y una chimenea

y sino, siempre están los brazos cálidos de una compañera.

Pero no… el tiempo pasa y ya no quiero lamentarme,

no quiero seguir el sendero de las inseguridades

ni atragantarme con los ácidos besos de los reproches.

Así que sí… déjame en paz y sigue tu camino

que yo seguiré el mío sola, pero ya sabes…

más vale sola… que mal acompañada.

 

Poesía Viajera. Tepetlixpa, Edo. de México: Letra, tierra y frontera.

De puño y letra,

habla la tierra.

Escribe la historia

de un pueblo guerrero

-Señorío Xochimilca-.

Del labrado señorial

en la ladera del cerro

De la mujer de la pluma

que no quiso callar

-Inés de Asbaje-,

de la frontera del viento

entre el pensamiento y la fragancia,

del Chichinautzin,

del Popocatépetl,

del Iztaccíhuatl;

tierra sagrada,

tu nombre: Tepetlixpa,

legado del tiempo inmemorial.

Con franqueza

Escucha las voces tu tiempo,

no te vuelvas

el insípido rehén

de tus propias metáforas,

no te desmorones

ante tus venas abiertas,

no escondas los mitos que creaste

para justificar tus cicatrices,

antes bien,

míralos de frente

para desollar tus entrañas

buscándote;

no te creas

las mentiras que te has dicho,

sobre tu glorioso pasado

para justificar tus desdenes:

saca uñas y dientes, que arañen

las paredes rotas de tus delirios;

no te envanezcas

para mirar a todos desde tu hombro,

mejor escúchate

denostando todo, menos a ti,

¡resiste tu propio rostro!

A VERO

 

A VERO

 

¡Dios! Creo que aún no he despertado y estoy soñando en el Olimpo con Afrodita, sobre los mares mi mente delira en verdad la beldad de tu torso de lado, sonrisa de ángel elevado, mientras arde la tarde de un Agosto cansado, hija de Vesta, de jazz es la orquesta, eres Sol que sales para brillar en la Tierra como divina apuesta, mientras los delfines están de fiesta, allá en los confines de la noche que llega, felina dama que mi corazón quema, tal es la extrema belleza de tu alma, carita de ángel sobre añil océano en calma, y despierto desde tus ojos de la ensoñación… con tu sonrisa clavada en mi corazón.

 

Eduardo Ramírez Moyano

FRAGMENTOS I y II – Estrella Amaranto

-Translírica o mi nuevo estilo de reconstrucción poética-

 

I


PUL… SAN… DO… las cuerdas

                                                       del en—sueño

 

resonó tu voz

                                  en otro mundo,

 

donde la cosmo — gonía

solo              

      era un punto diver — gente.

 

II

 

ES… CAN… CIAR… palabras

                 sobre el tablero de ajedrez

                      tal que atávicos im — pulsos         

                                                                                       separando

               la envoltura del concepto

                                     la infinitud de la nada,

                                                    el bucle eter—num. 

 

Estrella Amaranto © Todos los derechos reservados

Sígueme también en Facebook

Sígueme en MeWe

                                   

 

¿No les pasa? – Ana Yaretzy

Me han contado que los ojos son las puertas al alma… Supongo que se equivocan, no es solo aquello que dicen.
Al mundo le han contado como deben amar, que se han perdido buscando.
Cuentan tantos cuentos y vivimos tan pocas historias.

¿No les pasa?

¿Sentir sin siquiera pedirlo?

¿Que la historia solo comienza pero jamás termina?

Creo que lo que no tiene fin es donde verdaderamente nos encontramos felices.
Nos dedicamos a cuestionar los sentimientos cuando verdaderamente no tenemos palabras para expresarlos porque son tan intensos que nos superan tanto que asusta, pero solo te encuentras ahí, entre el vacío sin saber que traerá la caída.

Adoro el hecho de que sepa cual es mi vacío y que mi caída no será eso, si no, un impulso a mi vuelo.

Sentir mucho no te hará débil.

He llegado a la feliz conclusión que aquellos que sienten son los mas fuertes.

Aquellos que quieren libremente sin esperar nada a cambio…

Merecen el universo.

Tú lo mereces.

Ana Yaretzy ®

Con dedicación a quién hace especial cada minuto en mi vida.