LETRAS DE MUJER- Patricia Highsmith

Patricia Highsmith
Puede que la trascendencia de su vida la condicionarse a reflejar esta misma en sus novelas, todas ellas de género de suspense.
La separación de sus padres cuando aún no había nacido, una infancia dirigida por su abuela materna y el matrimonio de su madre cuando contaba con una corta edad, serían sin duda alguna, consecuencia en ella para considerarla la escritora más morbosa de la época.
Patricia comenzó a escribir muy pronto, a los catorce años escribió su primer relato que no fue conservado. Hasta entonces no conoció a su padre, otro motivo que deslució su vida, ya que nunca pudo vivir con él, porque terminó viviendo con su madre y el hombre que se casó con ella.
La relación con él nunca fue buena a pesar de prestarle su apellido, pero casi peor fue con su madre, con la que mantuvo siempre una mala convivencia. Debido a aquella tormentosa unión de las que no aprendían ninguna de las dos la entonces adolescente escritora se inspiró en un relato en el que la protagonista asesinaba a su madre con un cuchillo.
Lectora acérrima de toda clase de géneros, a sus ocho años de edad leería un libro que la atraparía, en su interior páginas y más páginas que su autor dedicó a la mente de las personas. Nadie se atrevió nunca a decir nada, pero Patricia fue calificada de misantropía, su extremo pesimismo, depresiones y continuos debates por la humanidad le valió también para acusarla de misoginia.
Rodeada siempre por animales a los que prefería a las personas, se condenó ante sus lectores con esta declaración que copio y pego para todos vosotros…
“Mi imaginación funciona mucho mejor cuando no tengo que hablar con la gente”
En ese tiempo en el que se anteceden aquellas declaraciones de la propia escritora, estudió y se graduó en idiomas y luego cuando contaba con treinta y un años de edad. Comenzó a escribir para una editorial, volúmenes y cuentos, grandes libros y relatos, que desde el primero al último se conservan en los Archivos Literarios Suizos.
“Extraños en un tren” fue su primera novela publicada en 1950 adaptada al cine un año después por el genio del cine de suspense Alfred Hitchcock.
Mientras Patricia trabajaba para una famosa editorial descubrió su homosexualidad, pero no fue hasta nueve años después que la plasmaría en la novela “El precio de la sal”
Claire Morgan fue el seudónimo que utilizaría Patricia Highsmith para contar en aquella época la historia de amor de dos mujeres. Haciendo falta tres décadas para que la escritora pudiera reeditar dicha novela con el título “Carol” y poder desvelar que era la auténtica autora.
Y hasta aquí esta simple y corta biografía o como me gusta llamarla, Letras de Mujer. Publicación que se une a tantas otras que alberga Poesía en Órbita y con la que no me canso de decir que me enseña y mucho.
Hoy y como vengo viendo cada vez que leo sobre las mujeres escritoras, todas ellas por un motivo u otro han tenido que ocultarse. Y me siento triste porque hoy en día ocurre, en menos ocasiones, pero ocurre aunque sea por otros motivos.
Y terminó la entrada con una maravillosa frase que la mujer escritora dijo al quitarse de encima el disfraz y poder contar libremente los motivos por los que se había escondido de su condición sexual al firmar su novela…
“Me alegra pensar que este libro le dio a miles de personas solitarias y asustadas algo en que apoyarse”.

Adelina GN

images (10)

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s