“Solo mirabas cuando no debías”- Ana Yaretzy


Ese día dolió menos. Ese día entendí que pensar tanto, y que sucediera poco, era parte de cambiar.

No quebré mi cabeza pensando que pasaría si…

Realmente no quería, realmente en el fondo estaba decidida a no dejar que algo sucediera. No tenías derecho sobre mí, y aunque tú sola voz me hiciera ceder, ya no habría más que temer.

Me hiciste colocarte en la cima, me hiciste incluso ser quien te acompañara al trono, para verte sentar y luego dejar de mirarme.

Fuí quien llevó agua a tus labios para resarcir tu sed, para luego ver cómo dejabas que mis labios se secaran frente a tí. Tú solo mirabas…

Solo mirabas cuando caía y de nada me sostenía.

Solo mirabas cuando me ahogaba aún sabiendo nadar.

Solo mirabas como el alma se me hacía polvo incluso después de a haberme reinventado.

Eras solo eso, mirar mis defectos. Porque las cosas que hice, que a ti te hicieron grande, no quisiste verlas, o fácilmente… fingiste no hacerlo.

Ana Yaretzy ®

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.