TENERTE- Alejandra Graciela

Estamos destinados a estar juntos Pero el destino quería destruirnos para poner aprueba el amor que profresamos Al final tomamos caminos diferentes, pero siempre en algún punto se entrelazaban llegando a la decisión de tenernos el uno al otro. Aunque el amor no es fácil y pasamos por varias personas antes, llegamos a encontrarnos como…

“Me gustas así…”- Ana Yaretzy

Me gustas así, sin aparentar ser más de lo que en realidad eres. Aún cuando se que puedo ver más haya, sigo viendo lo que tengo frente a mí. Porque es mucho, es demasiado lo que veo. No puedo contenerme al ver como a veces miras a tu al rededor y no eres consciente de…

AMANDO

Siento la vida dentro de mí cuando al jadear despido partículas de amor que a tus caricias enloquece. Queriendo extirpar lo asiduamente cotidiano sin mirar momento, ni lugar. Ensúciame, soy tuya, haz que me convierta en la salvaje damisela que espera. Inhalar tu aroma me hace sentir, me sosiega, entonces te quiero, te adoro. Vuelvo…

LETRAS DE MUJER- Patricia Highsmith

Patricia Highsmith Puede que la trascendencia de su vida la condicionarse a reflejar esta misma en sus novelas, todas ellas de género de suspense. La separación de sus padres cuando aún no había nacido, una infancia dirigida por su abuela materna y el matrimonio de su madre cuando contaba con una corta edad, serían sin…

NO TE CONFUNDAS/ Carmen Asceneth Castañeda

No, no te confundas. Inmensidad, la de una gota de lluvia, la que hay en un minuto que marca el reloj; la que se extiende entre las alas de un ave echando a volar y la de las cuatro esquinas en un grano de sal.  No hay Inmensidad en la luz de mi mirada ni…

En un momento

En un momento imagino sueños, construyo ideales de azúcar y eneldo, fabrico, idealizo, convierto el deseo en mágicas gotas de suaves anhelos.   En un momento me pierdo en tus senos, resbalo mis ojos por entre tus pechos, los beso, los mimo, transformo mis besos en caricias tibias por las que me pierdo.   En…

Poesía Viajera. Tlalmanalco, Estado de México.

Tlalmanalco, tierra que sabe a tiempo, arcos de piedra silentes, testigos de los segundos que se suceden uno tras otro, lentos y sabios, mirando la gente lejana, orgullosa de ti. Las montañas acunadas, líneas descendentes y suaves. Eres un momento detenido en el viento: La mirada de Iztaccíhuatl, mujer que duerme al amparo de montañas…