VARADA / Carmen Asceneth Castañeda

Bajo el sol del mediodía,  como cactus,  sin poder moverme por exceso de calor. Sobre la tierra,  encajada como piedra,  sin esperanza de quedar libre para rodar. Frente al mar,  perdida entre las arenas,  una sola, la más pequeñita, sin saber nadar. Al lado de la montaña,  sin raíz,  en un añejo tronco húmedo de…

Tu camisa

Me puse tu camisa después de haberte amado. Debajo mi piel desnuda acariciaba la tibia tela que te había cubierto. Tu aroma impregnaba mis poros, tu calor calentaba mi deseo de ti y volví a desear el fulgor de tu fuego, la pasión de mi amado, los besos sabor a noche de sueños dulces, de…