Poesía viajera. Cantona, Puebla.

Los cielos discurren un secreto Miles de estrellas Miles de cielos Cientos de miles Millones y millones ¡El grito Universal! Un reguero de voces que me llaman Me hablan de hogares eternos Infinitos destellos Marejadas del tiempo Mis manos se agitan Tiemblan Quieren tocar el cielo Encontrar el origen Acercarse al Cosmos Miradas Susurros Hechizos…

Reflejo

Solo soy  Un desmadejado artificio De pelusas y polvo En un rincón Del desvencijado Tiempo De la antología “El tiempo no es olvido”. XIV Encuentro internacional de escritores de Salvatierra, Guanajuato, 2018.