¿Qué es lo que somos?

Algunas personas suelen decir que el tipo de ropa que usamos nos define, define nuestra personalidad y nuestro carácter, yo pienso por otra parte que nuestra ropa realmente no nos define, si más bien nos representa, somos nuestra ropa y nuestra ropa es cada uno de nosotros…

Comencemos con mi mamá, ella seria su blusa roja y su pantalón de vestir negro, porque mi mamá es así, es centrada y seria, pero también es vivaz, mi mamá realmente es esa blusa roja, y al ver esa blusa roja solo puedo ver a mi mamá.

Mi papá por otro lado, es más que nada su uniforme, a cualquier persona que le pregunten les dirá eso, mi papá es un uniforme, un uniforme limpio y bien planchado, siempre listo, porque mi papá es eso, es una persona ordenada, seria y muy formal… Eso es para todos mi papá, pero para mi el es aquella sudadera verde y desgastada, es muy acogedora y cómoda, y eso me recuerda a mi papá porque el es así.

En cuanto a mi hermana, a ella seria imposible representarla con una sola prenda de ropa, porque ella es muchas cosas, aunque esencialmente ella bien podría ser ese vestido hermoso colgado al fondo de su armario, ese traje que solo ella hace lucir genial y sobre todo esa chamarra de mezclilla que tanto le gusta, porque eso la representa, ella es esa elegante señorita del vestido largo, la que todos quieren, aun más importante es esa chica seria, inteligente y centrada, pero sobre todas las cosas, es esa chica soñadora, la que no se rinde, así que mi hermana bien podría ser un armario completo, o una gigantesca tienda de ropa, pero ella y yo sabemos que antes que nada ella esa chamarra de mezclilla y más importante aún ella es mi hermana.

Y por ultimo estoy yo, cuando tenia aproximadamente 10 años era un vestido blanco, el vestido blanco más hermoso, tenia unas grandes bolsas al frente, y yo solía llevar conmigo muchas cosas, así que yo era ese vestido blanco más que ninguna otra cosa. Cuando tenia 13 era una sudadera negra, no se confundan, no por el color o algo parecido, era esa sudadera, porque era muy ligera, si la doblabas bien nunca estorbaba, incluso cuando la tenias puesta a veces lo olvidabas, y así era yo, era una chica tímida, nunca sobresalía lo suficiente como para llegar a estorbar, pero siempre estaba ahí en caso de necesitarlo. En mis 15 y 16 años era una preciosa sudadera azul con rojo, porque era más vivaz y soñadora, había a prendido a sobresalir sin estorbar y más importante sin opacar. En tercer semestre de preparatoria era unos fanáticos tenis amarillos, y era yo, era feliz, asombrosa y sobresalía sin necesidad de intentarlo, era tan feliz con mis tenis amarillos, casi tanto como lo fui con mi vestido blanco, así que yo más que ninguna otra cosa era eso tenis amarillos. Ahora creo que soy mi outfit favorito (unos jeans y una gran sudadera), soy eso porque creo que la sudadera es una forma de reguardo, eso hacen las sudaderas me reguardan, soy una gran sudadera porque soy armadura, porque soy escudo, pero soy unos jeans, porque aunque soy escudo también soy granada, porque tengo debilidades, soy jeans y sudadera, pero me gustaría ser ese vestido amarillo que guardo en mi armario, solo ese vestido, pero así ese vestido en su plenitud, sin escudos o granadas, me gustaría ser solo ese vestido y tener tal seguridad.

No somos cada cosa que usamos (aunque algunos si), somos más bien dos o tres prendas, usualmente nuestras favoritas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s