Poesía Viajera. Barrancas del Cobre.

Abrí mis ojos y contemplé la maravilla de la creación. El paisaje era espectacular. Una pared interminable de elevaciones montañosas discurría por todos los lugares prolongándose indefinidamente, macizos de tierra cuya silueta se recortaba frente al cielo de la mañana, dejando ver un contraste de azules profundos y suaves blancos de nubes que el sereno…

Voces rotas

VOCES ROTAS Se arraciman en una pila los cuerpos yermos e inertes que hace apenas unas horas estaban llenos de vida buscando en el cuerpo a cuerpo el fragor de la batalla. Gritos desesperados que se mezclan con las lágrimas ahogando la letanía que nace de los suspiros cubiertos de oscuro polvo del compañero que…