EL FIN DEL MUNDO-Karla Paola

EL FIN DEL MUNDO

Es el fin del mundo y la gente se ha vuelto loca, podemos ver a personas gastando su dinero mientras compran helado, ropa, libros, regalos o se van de viaje… El mundo se acaba y a la gente de pronto le ha dado por vivir, ¡vaya ironía!, el mundo se va a acabar y a este le dan ganas de comenzar a vivir.

Todos moriremos incluso los pequeños que tienen menos de 15 o 12 años, aquellos niños que no han cumplido ninguno de sus sueños, que no han dado su primer beso, que no se han tomado de la mano con otra persona, o que sencillamente no han experimentado las clásicas “mariposas en el estómago”, lo siento y me entristezco por ellos, porque les falta tanto por sentir, por conocer, por ver, ¡por vivir!, pero por aquellos adultos que ahora que ven un final inminente comienzan a culpar al mundo, a la vida o a lo que sea que nos rige por el hecho de que el mundo se acaba y por ende sus vidas, sus insignificantes vidas, por ellos solo puedo sentir rabia y enojo, porque ¿quiénes son si no ellos los culpables de la carencia de sentido en sus vidas?, porque simplemente si ellos se hubieran dedicado un poco más a vivir, a vivir su vida, la que ellos deseaban y no la que la sociedad les impuso, a ser felices, a luchar por un sueño y pelear hasta hacerlo realidad, y si no lograban realizarlo, al menos ahora podrían decir que se realmente se esforzaron.

El mundo se acaba y la gente se ha vuelto loca… La mayoría de los humanos lloran mientras se preguntan el porqué del fin del mundo, e intentan hacer todas las cosas que no hicieron mientras tenían la oportunidad, yo me pregunto, ¿de qué sirve que lo hagan ahora?, ¿de qué sirve intentar ir por todo el mundo cuando realmente ya no existe?, porque no lo hicieron cuando aún valía la pena, cuando aún existía un mundo que conocer, el hecho de que lo hagan ahora me hace que me cuestione otra cosa, ¿realmente buscan conocer el mundo o solo buscan darle un sentido a su vida?, para poder decir que haber vivido no fue en vano, que al menos conociste al mundo, pero ¿conocerlo ahora podría contar realmente como tal?.

Aunque hay claro que hay personas que están tranquilos ante la idea del fin del mundo, porque vivieron tan plenamente como les fue posible, amaron y disfrutaron… Hay una pareja de ancianos en una cabaña, están abrazándose con un álbum de recuerdos en sus piernas, el álbum contiene todas sus aventuras, porque eso fue su vida, una aventura; esta pareja es una pareja muy singular ya que se amarán hasta el último día de sus vidas, imagínense lo maravilloso que sería una vida llena de aventuras y amor, una vida compartida con la persona correcta, ¿pueden imaginar una vida tan plena?

Hay una infinidad de historias, quizá otras mil como la de esos viejecitos, o quizá mil contrarias, pero hay una que es especial… Son dos hermanas que sonríen ante el fin del mundo, es muy ilógico su familia llora y se pide perdón, pero ellas dos están en medio de la calle mirando al cielo y sonríen, las personas que pasan las miran de una forma extraña, ¿quién sonríe cuando el fin del mundo se acerca?, ¿quién sonríe si no unas maniáticas?, se preguntan todos, pero a ellas no les importa, ellas no dejan de sonreír.

Por: Karla Paola Lulo (Heather Lulo)

Para: La persona que me enseñó a no dejar de sonreír

Categorías MARATÓN POÉTICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close