El laberinto de la soledad- Karla Paola

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD

“Conocía cada pasillo, cada lugar oculto, cada atajo, pero vivía atrapada ahí en el laberinto de la soledad, no recuerdo el día en que llegue, ni cuando este lugar se convirtió en un laberinto, pero ahora es mi hogar, lo he hecho mi hogar”
-Primer habitante del laberinto

LA BIENVENIDA

El laberinto de la soledad a pesar de lo que pueda parecer es un lugar hermoso, hay todo lo que te puedas imaginar, desde la fruta más exótica, hasta animales de los que nadie tiene conciencia, lo único de lo que carece este lugar es de personas, estarás solo aquí.
No debes quedarte mucho tiempo, porque harás de este lugar tu hogar, porque con los años, aunque llegues a conocer la salida no querrás irte, querrás quedarte justo aquí, y no lucharas; vendrán miles de personas a intentar sacarte, pero no les permitirás entrar a algunas ni siquiera acercarse un poco, y esto hará que terminen perdidos en sus propios laberintos.
Así que nos es recomendable visitar este laberinto la comodidad y tranquilidad que existe en este lugar es mágica, embriagante, atrapadora y seductora, así que lo amaras, amaras al laberinto, como lo hacen todos los que entran aquí, amaras el laberinto con todo tu ser, hasta que un día te darás cuenta que, si no luchas, no intentas salir, y simplemente estas aquí, sin nada que ofrecerle al mundo más que tu patética existencia, y que esto realmente no es nada si estás perdido en un laberinto, entonces sabrás que tu vida a perdido todo el sentido que en algún momento hubiese podido llegar a tener, y el estar aquí te llenera de una tristeza enorme, pero el intentar salir o abandonar este lugar también lo hará, la tristeza será proporcional en ambos casos, tenías una vida fuera de este laberinto, pero ahora tendrás una dentro de él, y la decisión será tuya, abandonar el laberinto, o aceptar ser su prisionera, y tienes que estar consciente de que esa será tu ultima oportunidad de salir, porque después sencillamente olvidaras todo, y serás parte del laberinto.
Eso es todo lo que te puedo decir, si después de saber esto aún quieres entrar aquí, adelante, ¡Bienvenido al laberinto de la soledad!…

CONTINUARA…

Escrito por ©Karla Paola

Elocuencia- Ana Yaretzy

“La muñeca en la vitrina… solo necesitaba un abrazo, algo que no dejara que todos los pedazos calleran.
La pequeña se estaba rompiendo en pedazos, y nadie lo notaba. Hasta que mágicamente desapareció y aunque la buscaron, no la encontraron.
Tantas cosas pasaron por mi mente, aunque nada salió. Solo se quedaron ahí, estancadas en mi garganta. Podía sentir la electricidad en mí, pero, estabas hecho polvo, y contigo, ya no funcionaba pasar mi corriente.
Solo recuerdo tus palabras, que aunque dolieron, despertaron aquella alma que se desvivía por ver esos ojos brillar;
Vamos a recorrer el mundo. Vamos a tocar las tormentas con la punta de los dedos cada vez que estemos juntos. Vamos a ver qué nos depara la vida. Hay que sonreírnos mutuamente. En secreto.
Hay que aplaudirle a la lluvia, mientras te cuento los secretos. Solo mira ese lado. Hay muchos, pero solo quiero que mires ese por un momento.
Te quiero contar historias esas que duren la noche entera, te quiero demostrar el significado de porque aquí, porque no después. Quiero que leas mis labios. Que leas las emociones de mis ojos.
Tu forma de hablar era la que me conmovía, tan solo el timbre de tu voz, me deleitaba.
Aunque todo ahora es tan sarcástico, tan hechado a perder, que me quedaré a recorrer el mundo por si sola, a tocar las tormentas, y a vivir en soledad, apreciarla de alguna forma. ¿Cuál difícil sería hacerlo? Sí lo peor paso, si lo mejor me aguarda.”Escrito por ©Ana Yaretzy

Derechos reservados

INSTANTE DEL SOÑADOR

Estás, es tu instante, no es cualquier sitio. La noche, la oscuridad envuelve tu esperanza, su manto te envuelve.
Es la noche, el instante del soñador.
Allí tus sueños cobran vida. Enloquecen tus ideas. Asimilas alegrías y penas de un día que caduca, dándole prioridad a la noche, a tu amiga, tu aliada.
Creas con necesidad, tus palabras se decidieron, por necesidad formas montañas con ellas. No creas que por egoísmo, creo que es el destino.
La oscuridad las abraza, forman una amalgama con tus ilusiones, un conjunto de bellas y conscientes conspiraciones que deseas sean una realidad.
Mueres si tus sueños te abandonan, engendras cientos de ellos y los alumbras con tu pluma.
El instante del soñador, aquel que no nace, que se forma con la ilusión que adherida a tus sentimientos, formará ese escrito delirante.
Ese legado escrito que no podrás heredar, ni donar, anhelar y realizar depende de la esperanza.
Escribe tus ilusiones, tus deseos, delega en ese instante que sueñas y no permitas que nadie te robe su verdad.
Un escrito al amanecer es un sueño, es siempre un deseo, es una posible realidad.
©Adelina GN

momentos-y-oportunidades