DECLARACIÓN DE SENTIMIENTOS

Ataviada con su velo carmesí en magnitud de declarante sensual, se quedaba parada en el umbral del placer.
Armonizando cada suspiro que provocaba su falso soneto.
Pronunciando palabras soeces que se hacían sentir en lugar de las caricias sensibles.
Amando cada sueño de amor, cada escalofrío de goce.
Añorando cada placer que su deleite conoce.
Pensamientos que adorna con la exquisitez que el momento requiere, mientras espera a que la soledad muera.
Anunciando dichosa que ella puede, que en el destierro de su juventud no cabe la clausura.
Retirando sus sentidos a una alcoba oscura en la que sus dedos la amen con locura.
En esa recta de la vida, en esa curva que a veces hace el amor, cuando lo condenamos a que sea, una nostalgia pura.

©Adelina GN

IMG-20190128-WA0004

Te mereces más que un “hola” a secas.

Te mereces más que un “hola”, escrito de AGUS DIDIER

Te mereces todo. Lo justo, lo correcto, lo suficiente, lo mereces. Si vienes de cabello enredado, de vida en nudos y más ojeras que ojo, lo mereces.
Y si llegas sin ganas, con el deseo de dejar de existir, lo mereces y un extra.
Porque eres, poco o mucho, que más da, eres, y es suficiente felicidad para quien sabe vivir.
Un abrazo que encierre todos tus miedos.
Un beso que despierte tus ganas de amar.
Mereces, un baile a media noche y olvidar que tus problemas existen, un día de campo, dejar la ciudad y recordar lo hermoso que es respirar, todo.
Mereces más que un “hola” a secas. Todas las palabras y que la única definición seas TÚ.
Te mereces un “nos vemos” pero con ganas de quedarse y no irse jamás.
Un “te amo”, sí, y que sea la única verdad que escuches. Mereces un “me quedo…

Ver la entrada original 18 palabras más

En la quietud del silencio

EN LA QUIETUD DEL SILENCIO

EN LA QUIETUD DEL SILENCIO

Duerme el silencio en el valle
y los árboles desnudos
aguardan envueltos en calma
a que la luna coqueta
despierte con un beso al sol.
Todo parece tan quieto
que la inquietud se respira
como una densa cortina de humo
que paraliza con miedo
a toda la vida misma.
En la quietud del silencio
hasta las flores se incendian
y se arreglan presurosas
para vestirse de gala
al recibir a la aurora.
Todo duerme, todo calla,
y en el silencio se escucha
un murmullo de esperanza.
¿No lo oyes?
La naturaleza habla.
Solo tienes que prestar atención
y saber cómo escucharla.

Ana Centellas. Enero 2019. Derechos registrados.

En la quietud del silencio by Ana Centellas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Cuando quedé encantada

Y me encantó, me fascinó como describiste tu admiración por mis ideas, como expresaste tu gusto por mi sonrisa, hablabas como los poetas que intentan seducir, Si, me encantó.

Ese primer descubrimiento de tu ser

Ese primer intercambio de parecer

Ese tonito audaz con que me dijiste eres una “fenme fatal”-

Como lo dijiste tal vez me guste seducir, pero que te puedo decir, es algo que está en mí.

Me encantó y siempre lo voy a recordar.

Oxalida.